¿Cómo gestionar la ansiedad?

Si sufres de ansiedad, la educación emocional te servirá para no ir a más y poco a poco reducirla hasta decirle adiós.

Muchas me preguntáis cómo podéis gestionar la ansiedad, y aunque no sea algo rápido, tanto como podría serlo un antiinflamatorio para el dolor de cabeza, la educación emocional es vital para prevenir la ansiedad, tanto si la tienes a menudo como si nunca la has tenido.

Si sufres de ansiedad, la educación emocional te servirá para no ir a más y poco a poco reducirla hasta decirle adiós. Si no sufres de ansiedad, la educación emocional será tu aliada para prevenirla y tener una vida tranquila.

Cuando hablo de educación emocional, hablo de vivir despacio, conectar contigo misma e identificar cómo estás, ponerle palabras, dar espacio a lo que estás sintiendo sin juicio o exigencia, y poco a poco darle forma. Cada día, cada hora, cada minuto.

¿Qué es la ansiedad?

Pero antes, déjame aclarar algunos términos. La ansiedad tiene que ver con el aspecto psíquico de la persona, algo psicológico con un componente físico. Aunque normalmente asociamos la ansiedad al miedo, este no es más que una diapositiva falsa para dar significado a la ansiedad. Quitamos el miedo y sigue habiendo ansiedad. Como diría Carmen Vázquez, el miedo tiene forma, la ansiedad es niebla. Es una sensación desagradable en el cuerpo, una energía que no puede tomar forma y se queda dando tumbos dentro de ti.

Eso es la ansiedad, que a menudo se confunde con un ataque de pánico o con el estrés.

Y, atención, ANSIEDAD, ESTRÉS Y ATAQUES DE PANICO NO SON LO MISMO.

La ansiedad no es dicotómica, la tengo o no, la ansiedad es gradual. La podemos vivir con más o menos intensidad, y esta se puede intensificar o reducir en función de nuestras circunstancias.

En la ansiedad hay dos aspectos fundamentales a tener en cuenta: la pertenencia y la dirección.

La pertenencia es muy importante para las personas, sin tribu no duraríamos mucho. En la infancia nuestra tribu es nuestra familia, en la adolescencia nuestros amigos, y de mayores un poco de todo. Sentirte “parte de” es muy pero que muy importante. Es por ese motivo que cuando esta se ve afectada, se disparan todas las alarmas. Si por lo que sea me siento rechazada en mi grupo de amigos del colegio, será sano recordar que en el grupo de teatro soy bien recibida (y trabajar en terapia el rechazo del colegio, claro). En resumen, formar parte de un grupo es muy sanador, te permite sentirte vista, útil, querida…

Y por otra parte, la dirección. Tienes un montón de energía dentro de ti, pero si no coges el mapa y dices ¡hacia allí!, esa energía te quema por dentro. Así que pregúntate qué te apetece hacer y hacia dónde te gustaría ir. Tal vez pueda abrumarte, pero si lo divides en metas medianas y luego en metas pequeñas, pasarás del bloqueo a la acción, y esa energía que te consumía se irá transformando.

El trabajo con la ansiedad no suele ser fácil ni rápido. Mi consejo es que acudas a una profesional. La ansiedad es horrible y cuanto antes puedas liberarte de este malestar y recuperar la serenidad, mejor. Cualquier pregunta que te surja, no dudes en contactarme. Estaré encantada de responderte.

Una respuesta a «¿Cómo gestionar la ansiedad?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.